Proyecto solidario contra la pobreza infantil

Panamá /

OTRO AÑO MAS

OTRO AÑO MAS…

Casualmente hace casi un año que entraba en México, lo hacía, para emprender mi viaje hacia centro America,ese conjunto de países con su delgada figura, de curvas aquí y allá, sus escenarios que combinan un poco de todo.

Sí un año más, otro que ya suman 2.343 días junto con Halima a golpes de pedal, y debajo de sus ruedas una historia interminable, Europeos que encuentran América, conquistas y colonizaciones, independencias y rituales, en fin un nunca acabar.

Pero para mí todo esto se resume simplemente a sus gentes, sus miradas, mis ganas de poder hacer algo más que el simple hecho de pasar por ahí.

Y aquí me encuentro en Panamá ciudad, con sus atardeceres de cemento y su rica “mina”, el canal de Panamá, una de las grandes maravillas de la ingeniería de todos los tiempos, también goza de la tranquilidad de una de esas modernas ciudades que poseen todo lo que el viajante que no busca la aventura puede encontrar, pero sin quererlo también puede encontrar como me pasó a mí, verse envuelto en medio de un tiroteo con armas intentando comprender hacia donde debía correr.

Pues eso, un año más, y mi año brevemente ha sido un conjunto de pequeños toques de vida que dibujan grandes rasgos.

Un año más me siento orgulloso de ser quien soy, aunque demasiadas veces creo hacer mal las cosas, o incluso herir a alguien, pero a la vez este orgullo, también me ayuda a luchar por ser quien creo que debería ser.

Lejos muy lejos ya están todos esos que decidieron desaparecer en silencio, los mismos que no se dan cuenta que ayer se sentían tus amigos y hoy esto les convierte en una gran mentira.

GAMBADA

SIMPLEMENTE PASAR / SIMPLY PASSING THROUGH

Pero… yo debo seguir, debo hacerlo en ese viaje de siempre pararme al borde de un mundo para desde allí poder ver más allá, y ese mismo viaje me despega de mi propio mundo acercándome a ese maravilloso tiempo, el mismo en el que puedo ver esos momentos vividos, los buenos, los malos, o simplemente el tiempo, y es al final todo esto que envuelvo en un suave papel llevándome conmigo vuestra tristeza, vuestra alegría, vuestro amor y cargaré con todo ello mientras continuo estudiando en esta maravillosa universidad de la calle.

Un año más intentaré no tener miedo, ese que solo es la mejor excusa para nunca intentar nada, continuaré valorando lo que tengo y no lo que ya está perdido, y a la vez reconoceré humildemente que en todo este tiempo he aprendido también a conocer quien se merece mis sonrisas, mis lagrimas…

La soledad, ese maravilloso lugar para poder encontrarse, pero también ese odioso lugar para quedarse, y es así que en mi reflexión decido que este nuevo año perdonaré pero no olvidaré, lo necesito para poder liberar mi pasión, mi rabia.

GAMBADA

MI RABIA / MY ANGER

Y como no! de nuevo llegarán esos días, esos difíciles momentos que preceden el antes y el después de las despedidas, tantas horas compartidas, pero que al final yo tendré que continuar por las sendas de esos mágicos lugares que apagan la soledad y encienden sonrisas pero que nunca podrán competir contra todas esas miradas que llegan desde donde reside la verdad, esa belleza de todas esas gentes que se arriesgan a dejarse conocer, a dejarse ayudar, a dejarse querer, todos esos instantes que escupen tanta vida y que a la vez siempre marcan los minutos de mis horas, y que lo hacen sin miedo en este loco mundo donde sobran demasiadas palabras, demasiados miedos, demasiados lamentos…

 

Y es por eso que un año más, creo que los sueños NO son para aquellos que duermen, que se callan, o que hipócritamente te borran del Face Book,los sueños son para aquellos que luchan por ellos sin valorar lo que cuesta, y que a la vez son felices de hacerlo.

Veo demasiado sufrimiento en el ambiente, demasiadas excusas suenan en mis oídos, demasiadas vidas apagadas por la mala gestión de esos que les da igual el dolor de los otros, demasiadas dudas sobre hacia donde ir…en silencio grito, No nos dejemos engañar más…

Hoy, ya casi hace siete años que lancé una botella en este gran océano, lo hice para que un día el universo supiera de mi, y que ese día simplemente este lleno de luz.

GAMBADA

LUZ / LIGHT

Es así que me gustaría que los años empezaran o acabaran, con una gran sonrisa esa de haber conseguido ser quien queremos ser, haber conseguido perdonar y ser perdonado, no tener el miedo de enseñar quien soy, y así puede que este nuevo año que empieza y muchos otros más haya más personas que sueñen y vean mi sonrisa, así como yo veo las suyas.

 

Pues diré que mi reflexión para este nuevo año será que intentare de nuevo comprender que todo en la vida es un camino, un camino que deseo que se dirija directo hacía la libertad, esa de poder hacer o decir todo aquello que demasiada gente no quiere ni ver ni oír…

Por todo esto os recuerdo un año más no pasareis en vano por mi vida, también que no creo que nuestros encuentros fueron obras de la casualidad, no, porque todos vuestros abrazos, besos de los que estáis y también de los que ya os habéis ido, esos abrazos quedarán como huellas en mis brazos, huellas que ni se borran ni se olvidan, y que recorren senderos tras senderos desnudando mis miedos delante de ese magnífico lugar llamado Libertad!

Un año más entre esos delgados países de Centro America,desde donde os agradezco a todos los que me habéis de alguna manera ayudado, querido, odiado o…. el hecho de dejarme ser como soy, Gracias.

Empezaré el año en buena compañía y como dicen amablemente aquí en Panamá,Suave,suave que es bolero.

GAMBADA

SER COMO SOY / BE LIKE I AM

TENGO MIEDO DE NO ESTAR LOCO! JE JE JE

SALUD Y BUEN CAMINO, NANDO.

Comparte Gambada: Whatsapp