Proyecto solidario contra la pobreza infantil

Benin /

ONYOCHA

ONYOCHA

Nigeria, ya antes de entrar en este país me llegaba bastante mala información,y hoy después de haber entrado y salido no sin problemas, puedo decir, que Nigeria es un país volátil donde el crimen, los robos y la fuerte presión policial , hacen para mi que Nigeria hasta ahora sea el único país africano que tengo seguro que nunca más volveré.

Aún así es un país enormemente devoto, hasta el punto que los domingos, parecen solo pertenecer a la religión, para mí es la gran paradoja, que utilizan para limpiarse los pecados cometidos durante la semana.

En 1967. el señor Ojukwu, anunciaba la creación de un nuevo estado independiente, llamado Biafra, hasta que en los años 70, el gobierno bloqueó el estado, el resultado fue, la famosa hambruna de Biafra que acabo con la vida de mas de dos millones de personas a cause del hambre, hoy aún 20 millones de personas en Nigeria viven en la miseria.

Pero dejaré la historia para aquellos que saben más que yo, y diré que mi paso por Nigeria, ha estado lleno de tristes experiencias, y levantarme todas las mañanas, para lanzarme de lleno hacia la duda de un nuevo día, ha llegado a agotarme.

Nigeria, es el país con más población de toda África, con sus más de 140 millones de habitantes, y con su enorme capital Lagos, con más de 13 millones y la segunda mayor de toda África, hacen que cuando llegas a esta ciudad, y coches y mas coches, gente y mas gente, polución y un alto nivel de crimen hoy fuera de control la verdad es que lo único que quieres cuando llegas es salir de este agujero lo más rápido posible.

Aún así, los Nigerianos aman la fiesta, y algunos aman hacer amistades, pero cuando tienes el cerebro programado para estar constantemente atento a cualquier cosa extraña, se hace muy difícil responder a la amabilidad de aquellos que al pasar te gritan, Onyocha, Onyocha,(blanco), para saber algo mas de ti.

Estas semanas pasadas en Nigeria, me han consumido moralmente y físicamente hasta el punto que incluso la supuesta paz que provoca el sueño se convertía en estrés, esto puede que parezca exagerado si, pero os puedo asegurar que no he tenido un día de respiro en este país, incluso el paisaje nunca lo mire de la misma forma que he mirado otros en otros países, aún así hay gente que dice que Nigeria es el país más bonito del África Central, todo esto me parece muy bien , pero yo tengo claro que no volveré.

GAMBADA

DOLOR

A parte de esto, Nigeria tampoco es que sea la “Haute cuisine”, su comida es muy picante y nada variada, y mis mas intimas posaderas incluso hoy se resienten de tanto picante.

Pero todo esto es lo bueno, porque lo malo aunque ya pasado no tengo muy claro que consiga contarlo todo, pero brevemente os diré , que fui amenazado varias veces, que fui maltratado por la policía al no querer pagar sobornos, y que en la carretera cada minuto que pasa es un gran riesgo, los Nigerianos conducen como locos, no respetan nada, y parece que cada otro coche , camión o conductor , sea un enemigo potencial,básicamente parece que siempre estén mosqueados , y cuando se sientan al volante se visten con sus trajes de guerra y salen a matar, lo hacen hasta el punto que llegando a Lagos, un coche me pasaba tan cerca que me tocaba, echándome a la cuneta, con el resultado , de chichones , muchos morados y la muñeca derecha rota, y evidentemente como os podréis imaginar nadie se paro a preguntar si estaba bien, al contrario todos gritaban, Onyocha, Onyocha, sal de ahí.

Con dolor, lagrimas de decepción y frustración llegué a Lagos el día del mercado ganadero, una maravillosa e inmensa concentración de animales al borde del canal que conduce hasta el mar, una mezcla de color y olor bellísimos, pero para mi lo único que contaba era curarme y salir de allí.

Deje Lagos con el brazo a medio escayolar a medio vendar (a la moda Nigeriana),y así sorteando el dolor y el caótico trafico tenia claro que con un esfuerzo mas llegaría a la frontera con Benin,y eso quería decir que si llegaba sin mas problemas , un mal sueño terminaría, y fue así que después de otras horas terribles en la frontera siendo abusado por la policía buscando drogas y mas dinero claro, yo no sin esfuerzo conseguía guardar la calma.

Una triste barrera separa Nigeria de Benin, es esa línea imaginaria que divide los países ,y que normalmente son una vergüenza, aquella frontera todo parecía continuar igual, policías corruptos, gritos , ladrones y caras de mala leche, pero aun así me sentí libre y lloré, no se si de rabia, de alegría o de emoción , pero sabia que con otro pequeño esfuerzo y un poco mas de dolor una cama me daría la bienvenida a Benin, el país del Voodoo, caí en la cama pensando en hacer balance de todo lo pasado, pero no lo conseguí, caí rendido y dormí durante mas de trece horas seguidas.

Solo fue al día siguiente cuando me di cuenta que en Nigeria ni siquiera casi saque fotos, y que mi mente ya estaba muy lejos de allí, solo quedaban malos recuerdos para olvidar, auque dudo que lo haga durante un tiempo, y espero de todo corazón que me sirva para aprender y para poder gritar al mundo que es una vergüenza que en siglo 21, todavía hay sitos donde el ser humano puede llegar a valer menos que un plato de arroz .

ONYOCHA, ONYOCHA, es mejor que te vayas de aquí!!!, hoy solo gritos.

Nigeria, caótico y volátil país.

SALUD Y BUEN CAMINO, NANDO.

LA VIOLENCIA ES EL MIEDO A LOS IDEALES DE LOS DEMÁS.

Comparte Gambada: Whatsapp