Proyecto solidario contra la pobreza infantil

Estados Unidos /

LA ÚLTIMA OLA

LA ÚLTIMA OLA…

50 km, y 1´45h, me separaban en ferry de la península hasta la Isla de Manitulin, el dia era frío, gris y el lago Hurón parecía un poquito enfadado, sus aguas llenas de olas parecían un océano rabioso.

Un inmenso ferry, abría su enorme boca para engullir los más de 400 coches, camiones, motos y también Halima, deseosa de llegar a la isla y aprender sobre la cultura nativa india.

Manitulin, que significa ¨Espíritu libre¨, en lengua Odawa, tiene 150km de largo por 30 de ancho, es la isla más grande del mundo en agua dulce, en ella vive poca gente y a la vez alberga alguna de esas reservas indias que lo transportan a uno de nuevo hacia este mundo injusto, una de estas reservas es,Wikwemikong, la única en toda América que no ha sellado nunca ningun tratado con el gobierno, y esto que quiere decir?pues que viven con supuesta libertad pero que al final se convierte en supervivencia.

Allí precisamente me dirigí, con falsas imágenes en mi cabeza y muchos deseos para descubrir, merodeando en las sucias calles, preguntando por aquí y allí, caí en las manos de Willy y su hermano, dos nativos Odawa que su vida ha sido un calvario,y que para uno todavía sigue siéndolo.

GAMBADA

WILLY AND BROTHER

Otoskweiab,(willy) que en Odawa quiere decir, que viene directo desde lo más profundo del corazón, ese es su nombre y hoy ha conseguido ver la luz, el y su hermano han pasado la mayor parte de sus vidas vagando por las calles de las grandes ciudades del Canadá, han sido apaleados y puestos en prisión tantas veces que sus mentes adormecidas ya no consiguen recordarlo,pero sus atrofiados cuerpos nunca más olvidarán, simplemente han sido alcohólicos durante más de 30 años, hasta que un buen día una águila, buen mensajero en la tradición india les dijo que perderían en el juego de la vida si continuaban así, y decidieron volver a sus raíces.

GAMBADA

MANITULIN ISLAND

Hoy Willy es uno de los mejores escultores de madera y totems de la isla, y su hermano lucha sobrio cada día entre la vida y la muerte, viven de lo que consiguen vendiendo arte nativo, y cuando no, simplemente recogen botellas y latas por la calle por algunos centavos, con ellos paseaba escuchando maravillosas  leyendas nativas mientras recogíamos latas y botellas, me sentí tan sucio que Willy me consoló afirmándome que ahora era feliz, al día siguiente me llevó a un Pow-Wow, a participar en una de esas maravillosas danzas tribales, me sentí como si estuviera en medio de una de esas maravillosas películas del Oeste, bailé (bueno, básicamente lo intenté ), conocí a otros nativos con sus trajes sus plumas… entre ellos a la joven Luna LLena, una chica de 25 años, cabellos negros como el carbón, mirada perdida y sonrisa avispada, bailaba feliz y me comentó que por la noche iba a una boda, aquella misma noche moría de sobredosis, alguien le había puesto unas pastillas en su bebida, Luna llena ya nunca más bailó aunque aquel día , la mismísima luna llena iluminaba toda la reserva, algo me parecía injusto…

No lejos de allí el mundo tiene otro color, la gente tiene dinero y su césped está delicadamente cortado, y parece ser que muchos ignoran la existencia de estos nativos que solo quieren vivir a su manera, pero parece ser que esta manera no esta muy bien aceptada, Willy me miraba , sentía como me estudiaba y de repente me dijo, Nando, tu vives tu vida libre como una águila pero para esta sociedad tu no interesas, me volvió a mirar y con una sonrisa me dijo, no sufras el oso te protegerá y me ofreció una uña de oso que un día su padre le ofreció a el, lanzó unos cánticos al aire , colocó unos palos en el suelo y se despidió de mí..

Me fui triste, contento y decepcionado a la vez, una vez en mi soledad pedaleé pensando en las águilas mirando al cielo volviéndose cada vez más gris salí de la isla, me sentí triste de nuevo.

Con estos recuerdos luchaba contra este terrible viento de cara que parece decidido en ganarme la batalla y que poco a poco va consumiéndome y así es como llegue hasta Sault Ste Marie, a los pies del inmenso lago superior, el más grande lago del mundo, allí compartí vivencias con otros viajeros en bici, que atravesaban Canadá de Oeste al Este sabiendo lo del viento, no como yo ( que parece ser que soy el más tonto), compartimos un gran fuego de campo, música y risas y con ellas dejo Canadá un poco con la cabeza gacha.

GAMBADA

THE WORLD ON A BIKE

Un enorme puente une Canadá de los Usa, es como una inmensa ola, la ultima ola que me llevará hacia las llanuras Americanas, cuando llegas a este puente hay una señal que dice “sonríe te estamos filmando”, este puente me sorprendió tanto que me paré a tomar una foto, antes de llegar a la aduana dos policías se me acercaban y me pedían los papeles, a la vez me preguntaban el porque de tomar fotos?, mi respuesta fue fácil, me gustaba!!!, pues bien esta prohibido, joder como me habían visto?, cuando llegué a la frontera las famosas preguntas comenzaron, pero como mi visado para los Usa no esta muy bien , tuve tiempo para pensar y aprender la lección, y mis respuestas siempre fueron, Yes Sir, Yes Sir, Yes SIr, Yes Sir, y con toda esta amabilidad me encontré cruzando esta ultima gran ola sin más problemas que el simple hecho de continuar respirando, creyendo y soñando.

GAMBADA

I AM ON PARADISE....

Canto como si nadie me escuchara, bailo como si nadie me mirara, porque en esta tan corta vida no tengo tiempo para No disfrutarla y a la vez no tener el valor de hacer aquello que quiero, y querer a aquellos que me quieren.

Ayer vi una águila volar, pude hablar con Carol y fui feliz al saber que ya esta mejor depues de la muerte de su madre, que más puedo pedir?

La vida este precioso tesoro que une al hombre con este maravilloso mundo invisible….

LA ÚLTIMA OLA….

SALUD Y BUEN CAMINO, NANDO.

LO TERRIBLE NO ES LA LLEGADA DE LA MUERTE, SINO EL ADIÓS A LA VIDA.

Comparte Gambada: Whatsapp