Proyecto solidario contra la pobreza infantil

México /

ESA PIEDRA

ESA PIEDRA.

Salí de Guaymas con muchas ganas y alegría, dejaba atrás el colorido carnaval, el mar de Cortés y a todas esas gentes que hacen que viajar valga la pena aunque a veces el paisaje no sea lo mejor.

Bordeando la orilla del mar, mis primeros encuentros fueron con pescadores locales que lanzaban sus hilos a la suerte, esa misma suerte que a veces es simplemente el poder comer la siguiente noche, y con un poquito más de suerte la pesca será mejor y podrán ganar un poquito de dinero.

Guzmán, un Sonorense con la cara quemada por el sol y muchas horas de espera mirando al mar me comentaba, este país está hecho una ” mierda “pero al menos pescar es un poquito más humilde que matar o robar.

GAMBADA

GUZMÁN

El camino hacia Sinaloa está lleno depiedras, esas con las que nos tropezamos una y otra vez en el transcurso de nuestra vida,además allí hay también otros obstáculos, controles de la policía y más controles, hasta que llega un momento en el  que acabas sintiendo un poquito de inseguridad.

Pero allí casi todas las personas con las que me crucé, nunca se guardaron una sonrisa para ellos,si no que me la ofrecieron a mí, pero todo esto no fue suficiente para evitar que yo tropezara y que mi rodilla derecha dijera, Basta!, la impotencia de no poder pedalear y llegar hasta donde quería y a la vez encontrarme en esos lugares en los  que sabes que no debes estar.

Por estas mismas carreteras, últimamente ha habido muchas ” balaceras “, como aquí llaman a las matanzas entre narcos, lo único que tienes que hacer es no estar ahí cuando esto pasa, nadie confía en nadie. aunque el cielo era azul claro, para mí era solo gris,  todo pasa dentro de nuestra cabeza, cuando vemos esas imágenes que no son reales y hacemos que lo sean para nosotros.

GAMBADA

A PARTIR DE AQUI TODO PUEDE PASAR / AFTER THIS POINT ALL IS POSSIBLE

Y mientras esta piedra te deja clavado, empujando, cagándote en todo y cojeando, se te dispara esa señal de alerta, la de buscar opciones para salir de allí, ese diagnóstico para saber lo que nos pasa como si fuéramos el mejor de los doctores, esos que no somos claro!

Nos acordamos de los queridos, queremos urgentemente hablar con los que no están, y nuestra realidad no es otra que estamos allí empujando y sin poder caminar.

En una de esas paradas, descubrí que incluso aquí en México las cosas pasan por algo, a lo lejos un coche se paraba, no podía más y me acerqué a pedir ayuda, José Luis el propietario me miraba de arriba a abajo y me preguntaba, tú crees en Dios?, porque hoy es tu día de suerte,  en esta carretera si te quedas aquí parado solo,lo único que te puede pasar es que te roben o te maten, y me ayudaba a cargar la bicicleta, con este sentimiento de culpabilidad que nos corroe por dentro hasta llegar al alma a todos esos que viajamos así, este sucio hecho de sentir que hacemos trampa.

Pero el dolor y la añoranza me hacían aceptar cualquier trampa, y me di cuenta de lo flojos que algunas veces llegamos a ser delante del dolor, y así viendo Halima allí detrás de la camioneta y soportando el dolor pensé en el amor, ese que siempre está tan lejos cuando más lo necesitas, y a la vez me confirmé a mí mismo que vivimos en nuestros pobres o mágicos sentimientos y que sí llegamos a herir a uno de estos es como apagar la luz de otra estrella en este nuestro oscuro mundo.

Y es así como llegué a El Fuerte, un pequeño pueblo lleno de color y buenas gentes, un pueblo que a la vez abre las puertas del norte hacia la sierra Madre donde me quiero dirigir.

GAMBADA

GENTES AMABLES / FRIENDLY PEOPLE

Esa piedra.

Con la que tropezamos una y otra vez, de nuevo nos hace comprender que sin tiempo no vivimos, porque es con el que pasamos los mejores y peores momentos, y fue ahí que me acordé de una imagen, un bote de pesca alejarse dejando una estela que dibujaba corazones en el mar.

Y aunque el dolor me paralizaba, yo gritaba fuertemente en mi interior, dejemos de engañarnos, porque nosotros somos nuestra única causa, nuestra única tristeza, nuestro amor, nuestro dolor, y en mi soledad una música errante vagaba por mis oidos en esas horas quietas del atardecer, un recuerdo de ternura revienta mis labios, soy humano, hoy es un mal día para mí.

De allí me fui a Pto Vallarta a visitar una amiga catalana, y a la vez poder descansar, pero aun así en este pequeño paraíso tropiezo con caminos de sombras e inquietudes que hoy no me dejan encontrar palabras de aliento.

Sé que tengo que ser paciente, fuerte y obstinado a la vez, vale la pena…

Pero hoy es una tarde triste, mis parpados beben llanto, y empujo mis pasiones hacia un gran vacío, así es como me siento hoy, VACIO!

GAMBADA

VACIO / EMPTY

Muerdo en la herida del dolor buscando la más simple alegría, uno de aquellos días que quisieras escribir que eres feliz, pero no puedes, quieres compartir con aquellos que te quieren pero que no están, pero también con esos que te siguen, que te leen, que quieren saber de tí, de lo que haces, lo que has visto, esos a los que tu sueño de alguna manera también es su sueño, y que aúnque tropiece me sabre  levantar.

Hoy me siento perdido, y esto no me deja respirar, siento que el aire se me escapa y que nada puede hacer realidad mis fantasías, hoy con un poquito de suerte en la quietud de la noche, fugaces luciérnagas lucirán un poquito de deseada luz para mí, y bailarán sobre las hojas con la fresca brisa del mar.

Mientras vuelvo a tropezar en mi pensamiento y viajo como un velero sin rumbo, marchándome del mundo sin quererlo desear, una ola golpea fuerte sobre las rocas y una vocecita me dice, LUCHA!, puede que pierdas, pero el que no lucha ya ha perdido!

En este momento creo que seguiré así, como pocos creo que lo hacen, buscando en mi vida esos sueños verdaderos.

GAMBADA

SUEÑOS VERDADEROS / TRUE DREAMS

Hoy volví a caer en la misma piedra, el mismo dolor y aunque el día se levantó soleado y lleno de inocencia la luz parecía muy lejos.

Cuando la noche húmeda de este Océano Pacifico me alcance, me cubriré con el viento como testigo de todo aquello que yo sé y que siento con todas mis fuerzas.

Sí, también soy humano, lejos muy lejos de todos aquellos que me tildan de aventurero y quieren leer mis hazañas, es cierto que vivo diferente, es cierto que a veces no es nada fácil, pero también es muy cierto que vivir así muchas veces te hace más humano, hoy tendré que admitir que buscaré un hombro para llorar, unos oídos que me escuchen, una mirada que me comprenda…

JODER!, estoy seguro que existe un mundo sin piedras, aunque creo que debe de ser carísimo, en fin creo que debemos de dejar de inventar mentiras y sonreir a la verdad, soy humano…

GAMBADA

ESA PIEDRA / THAT ROCK

ESA PIEDRA.

EL MÁS TERRIBLE DE LOS SENTIMIENTOS ES TENER LA ESPERANZA PERDIDA.

SALUD Y BUEN CAMINO, NANDO.

Comparte Gambada: Whatsapp